Lomerío: SI a la vía territorial, NO a la vía municipal
 
   

La Tierra Comunitaria de Origen (TCO) de Lomerío, se corresponde en un 90% con el Municipio de San Antonio de Lomerío. Por ello, tan pronto se promulgó la Ley de Autonomías, el Estado propuso que esta TCO fuera una experiencia piloto para implementar la Autonomía Indígena por la Vía Municipal. Sin embargo, las Comunidades prefieren la Vía Territorial, y caminan hacia la Autonomía considerando al territorio como la base de un Gobierno Propio.

Información General
El Municipio de San Antonio de Lomerío está ubicado en la Chiquitanía, al noreste del Departamento de Santa Cruz. En el municipio hay 6440 habitantes, entre quienes el 89% es miembro del Pueblo Indígena Chiquitano.
En 1996 los Chiquitanos iniciaron la demanda de 300.000 has que constituyen sus territorios ancestrales. Tras 10 años obtuvieron la titulación de 259.188 has, que conforman la Tierra Comunitaria de Origen (TCO) de Lomerío, cuya capital es Puquio. Esta TCO se corresponde en un 90% con el Municipio mencionado. Como se puede ver en el mapa, la TCO sobrepasa los límites del municipio, y además existen en el municipio algunas propiedades particulares que no forman parte del territorio indígena.
Mapa de la TCO Lomerío

Fuente: Fundación Tierra
La TCO de Lomerío está conformada por 28 Comunidades Chiquitanas. Cada comunidad es una Organización Territorial de Base (OTB), que tiene una Asamblea Comunal, y puede tener una Directiva de OTB, Cabildo, y/o Alcalde Comunal. Las 28 Comunidades se organizan en la Central Indígena de Lomerío (CICOL) , cuya máxima instancia representativa es la Asamblea General de las Comunidades.
Las Vías de la Autonomía
En Bolivia, existen dos vías para la Autonomía Indígena: la territorial y la municipal [puedes leer más en esta Sección]. El Estado prioriza la segunda, es decir la transformación de los actuales municipios en municipios indígenas, y tan pronto promulgó la Ley de Autonomías, propuso que Lomerío fuera una de las dos experiencias piloto del país para ver cómo implementar la Autonomía Indígena. Sin embargo, las Comunidades de la TCO Lomerío se opusieron ya que preferían la otra opción señalada por la Ley de Autonomías, la Vía Territorial, la que permite que sea la propia TCO la que adquiera esa autonomía. Así lo expresa el Alcalde de Lomerío, Miguel García:
“Queremos que el alcalde trabaje con actuales leyes municipales, hasta que terminemos nuestro Estatuto para tomar la Autonomía Territorial”
Relato durante el Taller Gobernanza y Autonomía Indígena
Ver
Video del Taller

Dada la coincidencia en un 90% de la jurisdicción del Municipio con la TCO, y dado que el Alcalde de Lomerío es también chiquitano (por primera vez Lomerío tiene un alcalde indígena que representa al pueblo Chiquitano), la CICOL y el Municipio desarrollan acciones conjuntas. La CICOL se conduce como organización política de la TCO, y el Municipio se mantiene como órgano de gobierno. Desde el 2003, existe un Comité de Coordinación de Gestión Territorial Indígena (CGTI), en el que participan la CICOL y el Municipio planificando programas y proyectos a favor de las comunidades. Sin embargo, existen ciertas diferencias, dado que el Municipio se basa en un Plan de Desarrollo Municipal, y la CICOL tiene su propio Plan de Gestión Territorial Indígena.

El 29 de Marzo de 2008, la Asamblea General de Comunidades, declaro a la TCO Lomerío como el primer Territorio Indígena Autónomo de Bolivia . En síntesis, como dice Miguel Ipamo, Alcalde de Lomerío, los Chiquitanos caminan hacia la Autonomía por la Vía Territorial, considerando al territorio como la base de un Gobierno Propio y Autónomo.
Desde el 2010, ex dirigentes y técnicos de la CICOL, llegaron democráticamente a la conducción del Gobierno Municipal, por lo que se inició una nueva etapa en la relación Municipio – CICOL, con las siguientes características:


• Las comunidades eligen sus propias prioridades y realizan una Planificación Comunal que forma parte del Plan Municipal.
• La CICOL establece líneas de acción que forman parte del Plan Municipal, como el control territorial y el fortalecimiento organizativo; y establece convenios de trabajo con el Gobierno Municipal.
• Se amplía la participación en el Comité de Coordinación de Gestión Territorial Indígena, que desde entonces está conformado por un Concejal y un técnico del gobierno municipal, y un dirigente y un técnico de la CICOL.
• La CICOL trabaja en una propuesta de Estatuto Autonómico para la autonomía indígena. En este proceso, se debate si continuar con dos instancias de administración (CICOL y Gobierno autónomo, sea municipal o indígena), o si tomar la opción de unificarlos en un solo órgano de gobierno.
• Ambas instituciones trabajan en una Propuesta Estratégica de desarrollo económico y productivo, en el que se unifiquen el Plan de Desarrollo Municipal (PDM) y el Plan de Gestión Territorial Indígena. Las cooperativas forestales y mineras son dos opciones claves de esta propuesta.

Gestión Comunitaria de Actividades Productivas Forestal y Minera
"Los pueblos indígenas siempre hemos cuidado los territorios y los recursos naturales. Por eso, nos corresponde administrarlos un día."
Relato de Miguel García durante el Taller Gobernanza y Autonomía Indígena
Ver
Video del Taller
La economía familiar en la TCO de Lomerío se basa principalmente en la agricultura, la ganadería bovina y las artesanías . Pero desde 1988, la CICOL incursiona en la gestión comunitaria de la actividad forestal. Al principio, lo hizo por medio de pequeños planes de manejo comunal, y luego mediante concesiones forestales intercomunales, que en 1990 alcanzaron a 130.000 has. La mitad de la superficie de la TCO.
Sin embargo, los madereros ilegales representan una amenaza constante. Puedes leer más en esta Sección.


Foto: Juan Carlos Salas (2005). En: Gestión Forestal Comunitaria.

La minería también es un proyecto de gestión comunitaria a futuro, ya que en la TCO existen minerales como wólfram, cuarzo, mica y caolín. Tradicionalmente la CICOL se oponía a esta actividad, dados los conflictos por concesiones mineras a particulares, que había otorgado el Estado. La CICOL ha impedido el ingreso de esas empresas, y actualmente está apoyando la conformación de una Cooperativa Minera, que mediante la explotación de los recursos minerales, brinde fondos para el desarrollo del Pueblo Chiquitano de Lomerío.

Para saber más
“La Gestión Forestal Comunitaria. Una mirada analítica de los casos Guarayos, Lomerío y Santa Mónica”. Equipo SNV, Santa Cruz, 2005.
Estudio de Caso “Lomerío, el sueño de un gobierno propio: territorio chiquitano en Santa Cruz”. Alcides Vadillo de Fundacion Tierra, 2010.