Tarapacá: La autonomía en educación
 
   


El Cabildo Indígena Mayor de Tarapacá (CIMTAR) es una de las pocas organizaciones indígenas que administra la Educación en su territorio: en la Amazonía colombiana, la educación estaba en manos de la Iglesia Católica, pero a partir de una demanda a la Corte Constitucional, desde el 2002, CIMTAR logra que la Gobernación del Departamento Amazonas la contrate para brindar ese servicio, transfiriéndole los recursos para contratar maestros indígenas y contar con una currícula adecuada a la realidad local.

Información General

Tarapacá es un corregimiento que se ubica en el Departamento Amazonas, en el Sur de Colombia, al límite con Ecuador. Allí viven 3950 personas.

Aproximadamente 1312 personas habitan en el Resguardo Cotuhe, que tiene un área de 245.227.0 has y se divide en 9 comunidades ubicadas entre los ríos Cotuhe y Putumayo: Comunidad Ticuna, Pto. Huila, Ventura, Pto. Nuevo, Santa Lucia, Cañas Bravas, Nueva Unión, Pupuña, y Buenos Aires. La mayoría es miembro del Pueblo Indígena Tikuna (90%), con una minoría de las etnias Uitoto, Bora y Ocaina.

Cada comunidad tiene su Cabildo Indígena, y entre los 9 conforman el Cabildo indígena Mayor de Tarapacá (CIMTAR), organización que representa a los indígenas del resguardo. El CIMTAR tiene un comité ejecutivo compuesto por 5 autoridades de Salud, Educación, Mujeres, Secretario General y Representante Legal. La máxima autoridad es el Consejo de Ancianos, conformado por 9 ancianos y 9 curacas (representantes políticos), uno por cada comunidad.

Mapa del Resguardo Cotuhe


Fuente: Gaia Amazonas (2010). En: Sitio oficial de Gobernación de Amazonas en Amazonas

En su experiencia de construcción de la Autonomía Indígena, el CIMTAR ha avanzado especialmente en la Autonomía en Educación.


La Autonomía en Educación


Desde la creación de la Prefectura Apostólica de Leticia en 1951, el Estado contrataba a la Iglesia Católica para brindar educación a los niños indígenas de la Amazonía Colombiana. La educación en manos de las misiones, promovió la castellanización, la evangelización, y el aprendizaje de contenidos curriculares descontextualizados, en detrimento de la cultura local.

La organización indígena interpuso un recurso jurídico, demandando el cese del contrato con la Iglesia, y reclamando su derecho a administrar la educación. En el año 2002, la Gobernación departamental contrató al CIMTAR quien, desde entonces, administra la Educación en el resguardo.


Reinaldo Tapuyima, delegado de Educación del CIMTAR, relata el proceso de la siguiente manera:

“La educación la hemos pensado como una estrategia para educar al niño desde una nueva visión político administrativa. Nuestra organización ya venía asumiendo las competencias de educación, y esto se formalizó de lleno mediante una demanda judicial al Estado para que cumplieran con la educación, contratándola con nosotros.”

“La Educación es una función constitucional de la Gobernación del Amazonas. Si no puede prestar el servicio debe contratar, pero no puede dejar de dar educación. Como el gobierno no podía brindar educación, tenía que contratar a otro, y ya estaba nuestra organización asumiendo esa responsabilidad.”

“Y le decimos al gobernador ¿qué es para usted ‘escuela’? ¿qué es para usted ‘educación’?. Porque si para usted escuela o educación es la infraestructura; nosotros le decimos como organización: - llévese sus tablas viejas.”

“Y si usted nos contesta que para usted educación es un maestro, nosotros le respondemos: - llévese sus maestros."


Este relato forma parte de las Memorias del Taller de Gobierno y autonomía Indígena desarrollado en Octubre del 2010 por la Iniciativa Territorio Indígena y Gobernanza. Para ver el video, haz click Aquí.

Para administrar la Educación, el CIMTAR realizó diversas actividades:

Creación del Gobierno Escolar, conformado por el Director, un representante de CIMTAR, un representante de los Curacas (sabios o autoridades ancestrales), 2 representantes de las mujeres del resguardo, un representante de los docentes, y representantes de alumnos, exalumnos y padres de familia.
Creación y reconocimiento oficial de las Escuelas Comunitarias.
Diagnósticos educativos con las comunidades.
Formación de maestros indígenas.
Elaboración de currículos especialmente diseñados para que cada proyecto escolar se adecuación a la diversidad cultural local.

El CIMTAR participa en la Mesa Permanente de Coordinación Interadministrativa que desde el 2002 funciona como espacio de concertación con la Gobernación, en el que las organizaciones indígenas del Departamento Amazonas coordinan con las autoridades públicas, las acciones en Salud y Educación que se desarrollarán en los territorios indígenas cada año. En esta Mesa también se definen en forma conjunta los presupuestos asignados.

La Fundación GAIA, que apoyó este proceso en el marco del Programa Coama, destaca a la Mesa de Coordinación como un ejemplo de convivencia y gobernabilidad para todo el país1.

De esta manera, los indígenas del resguardo Cotuhe de Tarapacá construyeron, administran y gestionan un Sistema Educativo Propio, que fortalece su cultura y su derecho a Participar en las Políticas Públicas, a la vez que amplió el acceso a la Educación y redujo sus costos.




Otros datos de interés
Los Tikuna de Tarapacá también trabajan por su Autonomía en Salud, y actualmente desarrollan un programa comunitario de vigilancia epidemiológica.
Para saber más
Lee los Convenios de Prestación de Servicios Educativos. Haz click Aquí

Referencias

[1] Carlos Ariel Mueses Delgado (2008). Etnoeducación en Amazonas: ¿se indianizó la institucionalidad educativa o se institucionalizó la propuesta indígena?.