REDD+ y Pueblos Indígenas
 
   
Uno de los mecanismos creados para la mitigación del Cambio Climático, es la de Reducción de emisiones por la deforestación y degradación de bosques, conocida por sus siglas como REDD+.

¿Qué es REDD+?

Es un incentivo económico que los países industrializados estarían dispuestos a dar a los países del Sur a cambio de que estos preserven sus bosques, disminuyendo las actuales tasas de deforestación. La idea es que una empresa contaminadora de la atmósfera en un país industrializado podrá “compensar” por las emisiones de CO2 (que contribuyen al calentamiento global), pagando a una empresa, parque nacional o comunidad indígena o campesina para que cuide del bosque. Esta última debe para ello demostrar que mediante una reducción de la deforestación, logra que el carbono capturado en sus bosques no sea ‘liberado’ a la atmósfera, y por el contrario la regeneración del bosque logre capturar el carbono que producen las empresas en los países ricos.
REDD+ transforma entonces la capacidad de almacenamiento de carbono de los bosques en bienes comerciales, lo que permitiría, a quienes contaminan, comprarlos para cumplir con sus obligaciones de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (para saber más lee nuestro artículo sobre Cambio Climático). De esa forma se genera un mercado de carbono forestal, en el que se podrán comprar “Créditos de carbono almacenado en los bosques del Sur”. Es decir que el país o empresa que los compra, podría luego venderlos.

¿Cómo afectaría REDD+ a los Pueblos Indígenas?

Los pueblos indígenas temen que al utilizar sus bosques para el comercio de carbono, se limite su derecho a utilizar el bosque para aprovechar sus recursos naturales, y para sus propósitos culturales y ceremoniales. Pero también algunos comienzan a ver una oportunidad para financiar su autonomía conservando sus bosques.
Veamos argumentos a favor y en contra de REDD+:
Argumentos a Favor de REDD+
Actualmente los bosques son destruidos porque tienen mayor valor comercial muertos que vivos. REDD+ podría proporcionar dinero para revertir esa situación. Si REDD+ se implementa reconociendo y respetando los Derechos Colectivos de los Pueblos Indígenas, las oportunidades podrían ser:

Disminución de la deforestación, y protección de los territorios indígenas, que a su vez fortalece las formas de vida indígena y sus valores culturales.
Creación de una oportunidad para cambiar las legislaciones nacionales sobre tierras y recursos naturales, al otorgarse mayor importancia a los bosques.
Obtención de un pago directo por el mantenimiento de los bosques, que podría ser utilizado para financiar la autonomía, para desarrollar actividades económicas como el ecoturismo o para mejorar las condiciones de vida de las comunidades.

Argumentos en contra de REDD+
La propuesta del Mercado de Carbono no aborda las verdaderas causas de la contaminación y el cambio climático. A través de REDD+, las empresas y países contaminadores del Norte tendrían la posibilidad de comprar su escapatoria para seguir contaminando, en lugar de hacer los cambios necesarios en sus industrias y formas de vida, que reduzcan la contaminación.
REDD+ tampoco aborda las verdaderas causas de la deforestación: la demanda de madera, soya y ganado, y las políticas económicas que incentivan esta demanda.
Definir los bosques como un bien comercial no es compatible con la visión que los indígenas tienen de los bosques , para quienes son sus territorios y fuente de vida económica, cultural y espiritual.


Fuente: AIDESEP (2011). Construyendo REDD+ Indígena.

Pero además, la inclusión de los bosques en el Mercado de Carbono, podría llevar a un incremento de los precios de la soya, el ganado o la madera, por encima del valor de los créditos de carbono. Esto, otra vez significaría que los bosques “valgan más ‘muertos’ que ‘vivos’”.
La mayoría de los Pueblos Indígenas argumentan que REDD+ menoscaba sus derechos a la tierra, territorios y recursos naturales; a la libre determinación y a la Consulta y al Consentimiento Libre, Previo e Informado. Para saber más sobre estos derechos, visita nuestra Sección Marco Legal.
Los riesgos de REDD+ para los Pueblos Indígenas podrían ser:
Ser excluídos en la toma de decisiones en un modelo de gestión de los bosques “desde arriba hacia abajo”, en el que los indígenas tendrían escasa participación.
Incremento del control del Estado y de los “expertos” sobre el manejo del bosque.
Especulación y conflictos por la tierra, ya que los gobiernos, ONGs y empresas podrían competir por el dinero obtenido de los “créditos de carbono”. Esto podría estimular la usurpación de tierras y el desplazamiento de pueblos indígenas de sus territorios ancestrales.
Restricción en el acceso de las Comunidades Indígenas a los bosques, por ejemplo a través de la militarización de los bosques en nombre de su protección , o de la criminalización de las prácticas tradicionales de los indígenas en sus bosques .
Los Pueblos Indígenas saben que la mejor manera de mitigar el cambio climático es cambiar el modelo de producción y los patrones de consumo que predominan en los países del Norte. Esto involucra cambios en sus estilos de vida, individual y colectivo, dirigidos hacia formas de vida sostenibles, sobre los cuales los Pueblos Indígenas tienen mucho que enseñar.

Bibliografía Consultada
Kylie Benton-Connell (2011). Fuera del Mercado. Los bosques bolivianos y las luchas sobre el cambio climatico. Informe del Centro para la Democracia. Cochabamba, Bolivia. Puedes hacer click en los títulos para leer o descargar estos libros!.
AIDESEP (2011). Construyendo REDD+ Indígena. Adecuación Intercultural del REDD+ a los Derechos Territorioales y Colectivos de los Pueblos Indígenas.
Dennis Mairena Araúz, Eilee Mairena C, Myrna Cunningham Kain (2009). Guía sobre Cambio Climático y Pueblos Indígenas: Un cuaderno de referencia. Managua: NITLAPAN-UCA, 2010.