Durante la colonia española, los territorios indígenas de Bolivia fueron repartidos a través de las encomiendas, y los indígenas fueron empleados como mano de obra para la extracción de minerales.

Posteriormente, con la conformación de la República de Bolivia en el siglo XIX, el estado continuó excluyendo a los indígenas -pese a ser mayoría-, y los ubicó como arrendatarios en sus propios territorios. A inicios del Siglo XX, el boom del Caucho atrajo a cientos de colonos que ocuparon territorios indígenas amazónicos de los actuales departamentos de Beni, Pando y Santa Cruz, constituyéndose en poderosos latifundios. Cuando en 1952, el Movimiento Nacional Revolucionario realizó la reforma agraria, esos latifundios fueron preservados por considerarse a los indígenas del Oriente como “selvícolas en estado salvaje”, carentes de derechos. No obstante, implicó la titulación de tierras a los Pueblos Indígenas Andinos.

A fines de los 70, la Central Única de Trabajadores de Bolivia propuso una nueva reforma agraria. Paralelamente, los Chiquitanos, Ayoreos, Guarayos y Guaraníes comenzaron a organizarse en la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB). En 1984, se aprobó el Proyecto de Ley Agraria Fundamental que reivindicó la autogestión de las tierras indígenas. Sin embargo, en la Amazonía Boliviana las empresas y traficantes de madera continuaron ocupando territorios indígenas, y se continuó consolidando una elite agroindustrial, comercial, y de explotación de gas natural. Ante ello, en 1990 los Chimanes, Sirionós y Moxeños del Oriente Boliviano, realizaron la Primer Marcha Indígena por el Territorio y la Dignidad, en la que las familias recorrieron más de 600 km hasta La Paz, y lograron que el gobierno de Paz Zamora (1989 – 1993), emitiera cuatro Decretos Supremos reconociendo cuatro territorios indígenas [1].

Foto: Primer Marcha Indígena por el Territorio y la Dignidad (1990).

El avance del acaparamiento de los latifundios en las tierras bajas, condujo a una crisis estatal en 1992, en la cual se intervino el Consejo Nacional de la Reforma Agraria. En 1994, la reforma de la Constitución Nacional incorporó la categoría de Tierras Comunitarias de Origen (TCOs) como tierras colectivas a favor de los Pueblos Indígenas. Dos años después en Octubre de 1996 se sancionó la Ley 1715 o Ley del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA)[2], que regula la figura de los TCO y abrió la posibilidad de titular tierras favor de los indígenas de tierras bajas. Posteriormente, la Ley de Participación Popular y la Ley Municipal incluyeron la categoría de Municipios Indígenas, como figura de autonomía indígena integrante del ordenamiento territorial y administrativo del país.

Desde la sanción de la Ley INRA en 1996, en la siguiente década se titularon sólo 30.000 has para 3 comunidades. Desde la llegada de Evo Morales a la presidencia en el año 2005, se titularon en dos años, 1 millón de has para 100 comunidades (75% en Pando). En el año 2009, la nueva Constitución Nacional reconoció plenamente la figura de los Territorios, que pasan de llamarse Tierras Comunitarias de Origen a Territorios Indígenas Originarios Campesinos (TIOCs); y el derecho a la Autonomía Indígena Originaria Campesina (AIOC), a una cuota de parlamentarios indígenas, y a un sistema judicial indígena campesino de igual nivel a la justicia ordinaria. El desafío de la Autonomía, ha sido tomado por la CIDOB, que desarrolla como figura de gobierno la Gestión Territorial Indígena (GTI).

La defensa de los derechos y territorios continúa vigente, y se hace visible en el desarrollo de la Octava Marcha Indígena Amazónica por la Defensa del Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure – TIPNIS en Septiembre de 2011, a través de la cual los Pueblos Indígenas del TIPNIS y la CIDOB exigen el freno a la construcción de una carretera que atraviesa el área protegida; y la aprobación de la Ley de la Madre Tierra [3].

Foto: Marcha por el TIPNIS. Agosto de 2011.

Referencias

[1] Carlos Ricardo Valenzuela Castaños (2008). “Tierra y Territorio en Bolivia”.
[2] Fundación Tierra (2010). Territorios Indígena Originario Campesinos en Bolivia. Entre la Loma Santa y la Pachamama.
[3] Servicio de Noticias SERVINDI (2011). Bolivia: alistan marcha en defensa del TIPNIS.